Novelas Plurales

Novelas Plurales: La alambrada, Olga y la ciudad, Actores sin papel, Noticias del fin del mundo.

«Mientras algunos se obstinan en destruir, unos pocos nos empeñamos en seguir creando»

Google+ Followers

La mediocridad dorada, por Horacio

Horacio escribió su poema "La mediocridad dorada" hace ya más de dos mil años.

Hijo de un esclavo liberto, Horacio fue uno de los últimos republicanos romanos. Era miembro del círculo de Marco Bruto y compartió su derrota. Desposeído de sus bienes, a partir de entonces se consagró a la literatura, que es el arte de los que, a distancia de la acción, se consagran a observar y a dejar testimonio.

La siguiente versión la traduje hace un par de años, pertrechado con un diccionario latín-español, paciencia y una carta blanca que yo mismo me había extendido.

Hay palabras que penetran en el tiempo y lo sobreviven; palabras que echan raíces en silencio en una época para dar fruto en las siguientes.

En esta traducción libre del latín, he decidido traducir el título como "La moderación dorada", que en mi opinión respeta mejor el sentido original.

LA MODERACIÓN DORADA

Vivirás mejor, Licinio, si no te adentras
siempre en alta mar ni, por miedo a las tormentas,
te aproximas demasiado a la costa.

Los que prefieren la moderación dorada
encontrarán abrigo y se hallarán a salvo
del precario techo en ruinas y de la envidia de los salones.

Al pino muy alto el viento lo sacude más;
la torre elevada se derrumba con estruendo;
el rayo alcanza las cumbres más altas de las montañas.

En los desastres, el carácter bien dispuesto espera,
y en la bonanza se prepara para el cambio de suerte.
Es natural que un invierno duro llegue y se vaya.

Lo malo no perdura.
Apolo tensa unas veces el arco de la guerra,
pero otras empuña su cítara para despertar a la música.

Sé valiente y alegre en la adversidad,
pero cuando el viento sopla demasiado favorable
el sabio se apresta a recoger las velas.

Horacio (retrato imaginario, 1905, por Anton von Werner)