Novelas Plurales

Novelas Plurales: La alambrada, Olga y la ciudad, Actores sin papel, Noticias del fin del mundo.

«Mientras algunos se obstinan en destruir, unos pocos nos empeñamos en seguir creando»

Google+ Followers

8 de julio de 2017

Aire fresco

A escribir se aprende leyendo y escribiendo; leyendo mucho y escribiendo mucho; implicándose en lo que uno lee, implicándose hasta el delirio en lo que uno escribe... Mirando la realidad con el ojo de la literatura. Pensando, imaginando, sintiendo otras vidas y buscando la palabra y la expresión que dibujen tales vidas. Viviendo, a veces, con el oído atento de quien entra en una biblioteca, y entrando en la lectura de cada libro con paso indeciso e ilusionado. 

Escribir un libro, levantar una novela, es vivir una vida. 

Leer un buen libro también es vivir una vida. 

No sabe nada de literatura quien piense que el talento se decide en los despachos, se enmarca con un título o puede simularse con publicidad. 

Una niña sabe que el pedestal es la cárcel de la estatua. 

La riqueza literaria de un país se mide, antes que por la calidad de sus escritores, por la calidad de sus lectores y por la de sus lecturas. La energía cultural de un país no se percibe en la contabilidad de un grupo editorial, sino en la chispa de la inquietud que la buena literatura despierta. 

Se sabe dónde hay buena novela si vibra en el aire un debate intelectual. 

La buena literatura huele a aire fresco.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por expresar tu opinión.